Servicios Host
 
 

Seguridad en el comercio online

Octubre 9, 2021 - Tiempo de lectura: 8 minutos

Image

Los intentos de fraude en el comercio electrónico crecieron más del 45% solo en la pandemia, según una encuesta publicada por ClearSale. Por tanto, la seguridad en Internet es una de las principales precauciones para quienes quieren vender online. Sin embargo, también es uno de los mayores desafíos para cualquiera que busque construir su marca en Internet.

Cada vez más usuarios y empresas necesitan conocer las medidas de seguridad y los recursos para su vida diaria.

Y para ayudarlo a aumentar la seguridad de su comercio electrónico, hemos preparado una lista de verificación con 9 consejos y recursos para activar hoy.

1- Tenga un sitio web confiable

Es posible que ya haya notado que la credibilidad de un sitio web es como una tarjeta de visita. La interacción y navegación del usuario siempre está probada, y para ofrecer una experiencia segura es necesario prestar atención a la calidad de sus páginas.

El alojamiento de sitios web es una de las características más esenciales para garantizar que su sitio web sea confiable. A diferencia del hosting gratuito, al contratar un hosting de sitios web confiable puedes asegurar el almacenamiento de datos, la estabilidad de tu página y además contar con características de seguridad que protegerán tu negocio a diario.

Para garantizar una buena elección de alojamiento de sitios web busque soluciones que ofrezcan estructuras de servidor de calidad, copias de seguridad recurrentes y bases de datos importantes como MySQL y PostgreSQL.

Recuerde asegurarse de que la navegación de su sitio proporcione acciones claras y concisas para garantizar la reputación de su empresa.

2- Mantenga el software, los sistemas y los navegadores siempre actualizados

La actualización frecuente de software, sistemas, complementos y navegadores es esencial para que todas las funciones de su sitio web funcionen correctamente.

Asegúrese periódicamente de estar actualizado con todos los sistemas y tecnologías de su empresa. De esta manera, es posible corregir fallas y minimizar futuros errores de fabricantes y aplicaciones.

Además, los sistemas operativos pueden aportar actualizaciones útiles a su operación y ofrecer aún más rendimiento.

3- Cifrar datos

En general, el cifrado de datos involucra técnicas para proteger la información entre remitentes, servidores y receptores, haciendo que esta información esté protegida en Internet y disponible solo para los involucrados (personas, sistemas y empresas).

Existen numerosos protocolos de seguridad que se utilizan en Internet, entre los más habituales podemos mencionar el Certificado de Seguridad SSL y el Wildcard. Este es el candado que aparece antes de la URL de un sitio web e indica a los usuarios que la página es segura.

Si su sitio no tiene esta certificación, los motores de búsqueda pueden penalizarlo e incluso mostrar alertas para aquellos que intentan acceder a su sitio, lo que influye en la clasificación y la tasa de rebote.

4- Preste atención a los métodos de pago y a los sistemas antifraude

Incluso con toda la comodidad que puede ofrecer Internet, los intentos de fraude por parte de comerciantes y clientes son cada vez más comunes.

Desde este escenario, los pagos en línea deben ser una de las principales preocupaciones de los comerciantes y empresas de Internet.

Para comenzar a profesionalizar los procesos, adopte la gestión de riesgos para prevenir y anticipar. Inserte múltiples solicitudes de datos como correo electrónico, número de seguro social, ubicación de entrega, dirección IP entre el proceso de compra. Mapee el número de visitas al sitio, abandono del carrito, cancelación de compra, historial de clientes, etc.

Contratar Gateways de pago también puede facilitar los procesos y reducir el temor de los consumidores. Las empresas intermediarias de pago también pueden resolver la inseguridad. Estas son plataformas especializadas en recibir pagos que dirigen al cliente a realizar el Check - Out y evitan que su empresa sufra de fraudes, a través del análisis de riesgos.

5- Tenga una rutina de blindaje 

El blindaje del comercio electrónico es esencial para que su reputación no se vea socavada si sufre un ataque.

Tener una rutina de protección puede agilizar el monitoreo y la identificación de vulnerabilidades y debilidades en su comercio electrónico con servidores, sitio web, código, alojamiento, etc.

Utilice e instale software de protección y garantice el uso de certificados de seguridad.

Si ha contratado a un profesional para el desarrollo, solicite las mejores prácticas para su negocio, según los sistemas y plataformas utilizados.

6- Autenticación de contraseña en dos pasos

El uso de contraseñas débiles y aleatorias es un hábito cada vez más común entre usuarios y clientes, además de ser un facilitador para los piratas informáticos.

Anime a sus clientes a usar contraseñas seguras que puedan proteger su registro, requiriendo la combinación de letras, números y caracteres especiales. Otra característica a considerar es la doble autenticación, que puede preservar y obstaculizar el acceso malicioso.

7- Utilice sistemas de seguimiento para sus envíos

El uso de un sistema de seguimiento puede ser eficaz para evitar estafas y cancelaciones de pedidos, algo muy común en los comercios electrónicos.

Al integrar la automatización de la gestión de carga entre sus procesos, podrá contar con socios de calidad que ofrecen funciones de seguridad tanto para la tienda como para los clientes durante todo el recorrido del producto.

8- Tener una política de seguridad

En general, las empresas que operan en Internet ( o incluso aquellas que aún no están en la red ), deben prestar atención y producir políticas de seguridad que se apliquen y mantengan para clientes, proveedores, socios, departamentos y procesos internos.

El acceso a estas políticas siempre debe facilitarse y agregarse a páginas, formularios, que contengan información clara sobre el uso y envío de datos, ya sean de la empresa o de terceros.

9- Cuide la reputación de su marca

Para construir una imagen sólida (dentro o fuera de Internet), debe evaluar la reputación en línea de su empresa y todo lo que su empresa puede representar. La percepción de la marca puede referirse a una serie de factores e influir directamente en las decisiones de compra y el comportamiento del consumidor.

Realice un seguimiento recurrente de procesos y resultados, priorizando la experiencia del cliente, aumentando la confianza y la transparencia para fomentar interacciones cada vez más seguras y positivas con tu marca.

Compartir:
facebook twitter whatsapp linkedin
Stats